¿Es legal el CBD en España en 2020?

Pronunciamiento de la OMS sobre el CBD

La Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo principal gestionar las políticas de prevención e intervención a nivel mundial. La OMS se ha encargado de confirmar y asegurar que el Aceite de CBD no genera ningún tipo de adicción y que no produce efectos nocivos para la salud, además de certificar que el CBD ofrece gran cantidad de posibilidades medicinales.

 

El informe emitido por la OMS nos dice que se ha demostrado que el aceite CBD es un tratamiento efectivo para la epilepsia. Dice que hay muchos estudios sobre este campo. Y que, aunque el resto de investigaciones está considerablemente menos avanzadas, la mayoría son evidencias pre-clínicas, determina que las propiedades del CBD son:

 

  • Neuroprotectoras
  • Antiepilépticas
  • Ansiolíticas
  • Antipsicóticas
  • Analgésicas
  • Antiinflamatorias
  • Antiasmáticas
  • Antitumorales

 

En términos generales según las leyes de cada país, el aceite de CBD derivado del cáñamo se puede dividir en tres categorías principales: totalmente legal, medicinal y estrictamente controlado. Si el CBD es totalmente legal, significa que está disponible para el público en general. Algunos países han legalizado completamente el CBD. Otros países permiten el CBD medicinal (por ejemplo, Australia, Canadá o Chile). Y muchos otros países todavía clasifican al CBD como estrictamente controlado o simplemente no lo han regulado de forma específica.

 

Actualmente en el año 2020, en países como en EEUU, Suiza o Inglaterra el CBD ayuda a muchas personas en su día a día, y ese número, cada día va creciendo más.

 

Situación legal del CBD en Europa

Lo primero a tener en cuenta, es que el aceite de CBD no es una sustancia psicotrópica, por ello no está incluida en el Convenio de Viena de 1971 sobre sustancias psicotrópicas, como lo está el Tetrahidrocannabinol (THC), que también se encuentra en las flores del cannabis. El CBD no está incluido en las listas de estupefacientes y, por tanto, el CBD no es un estupefaciente.

 

En la actualidad, en la UE y España se permiten la plantación y producción de cáñamo industrial siempre que los niveles de THC estén por debajo del 0,2%. Europa desde Enero de 2018 clasificó el uso de CBD como nuevo alimento, con lo que se está a la espera de una evaluación de seguridad bajo el Reglamento (UE) 2015/2283 sobre nuevos alimentos. Según el catálogo de Nuevos Alimentos, todo lo relativo a Cannabis sativa L, los extractos de Cannabis sativa L y los productos derivados que contienen cannabinoides, se consideran nuevos alimentos. Ya que no se ha demostrado un historial de consumo antes del 15 de mayo de 1997. Esto se aplica tanto a los extractos como a los productos a los que se agregan como ingrediente, como el aceite de semilla de cáñamo.

 

Diversos estados miembros de la UE, en los que está permitido legalmente el cultivo, la producción, elaboración, distribución y el consumo de Cannabis Sativa, sus extractos y derivados con cannabinoides (incluido el CBD), han confirmado un consumo significativo y seguro como ingrediente alimentario. En ellos se permite la comercialización de productos elaborados con cáñamo como suplemento alimenticio. Siempre que un producto este legalmente fabricado o comercializado como suplemento alimenticio o producto dietético en el mercado de un país miembro de la UE, estará permitida la libre circulación, venta y consumo en el resto de países de Europa.

 

Con ello, las autoridades españolas o de otros países miembros, no pueden oponerse a la comercialización como suplementos alimenticios de productos elaborados con CBD en la UE, por el principio del reconocimiento mutuo y la regulación del libre comercio existente en la Unión.

 

Situación legal del CBD en España en 2020

El CBD en España no es ilegal, pero no puede venderse actualmente por falta de regulación como alimento o suplemento. Las autoridades han informado que no se regulará de forma específica, a la espera de una regulación por parte de la Unión Europea del actualmente “Nuevo Alimento”.

 

Entonces, los productos que contengan CBD en España, son legales siempre que se comercialicen como cosméticos y con su etiquetado correspondiente “uso externo” o “uso cosmético”. Es decir, para tratamientos de diferentes afecciones cutáneas o para el cuidado de la piel, y siempre que contengan niveles de THC por debajo del 0,2%.

 

Se espera que próximamente Naciones Unidas, introduzca las recomendaciones de la OMS en los Convenios Internacionales, y que la Unión Europea regule específicamente el cáñamo y sus derivados para consumo humano. Quien decida consumir estos productos tendrá que buscar productos naturales, sin ningún añadido y asegurarse de que contiene menos del 0.2% de THC. Por tanto, no tiene ningún efecto estupefaciente y es completamente seguro.

Y recordar que siempre que se compre un producto en España que se ajuste a la legalidad estará etiquetado como "uso externo" o "uso cosmético". 

Comentarios (0)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Solo para mayores de 18 años. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.