¿Cuántas gotas hay que tomar de Aceite CBD?

Es interesante saber que el aceite de CBD se usa no solo con fines terapéuticos para enfermedades específicas o enfermedades crónicas, sino también para el cuidado del cuerpo como suplementos alimenticios.

¿CÓMO TOMAR EL ACEITE DE CBD?

Hay muchas formas de consumir CBD. El aceite de CBD por goteo es una de las más óptimas para aprovechar al máximo sus propiedades, además, es una de las modalidades que mejor se adaptan a las preferencias del consumidor ya que se puede encontrar en distintas concentraciones.

Los efectos del aceite de CBD cuando se toma por vía sublingual, se muestra de forma más rápida y efectiva, apreciando sus efectos a los 10 o 15 minutos después de la toma, y las mejoras son visibles pocos días después de su primer uso.

 

¿CUÁL ES LA DÓSIS CORRECTA QUE DEBO TOMAR DE ACEITE DE CBD?

A la hora de comprar aceite de cbd, siempre surgen dudas la primera vez. Esta guía le ayudara a empezar a conocer la dosis correcta, es necesario considerar que la para calcular las dosis diarias hay varios factores a tener en cuenta, ya que cada persona reacciona de manera diferente:

  • Porcentaje de CBD que contiene el aceite
  • Su estado de salud o malestar
  • La gravedad de sus dolencias
  • Su peso
  • Problemas de presión arterial
  • Su metabolismo
  • Sensibilidad al cannabis
  • Los productos químicos de su cuerpo (medicamentos que pueda estar tomando)

Por todo ello, siempre se recomienda comenzar con dosis bajas para luego aumentarla si no se logran los resultados deseados.

Por ejemplo, para trastornos del sueño, migraña o dolores de cabeza, altibajos anímicos, náuseas, síntomas de la menopausia, estrés o trastornos metabólicos se puede comenzar con 2-3 gotas para una concentración del 5% durante la primera semana, si lo considera necesario, la segunda semana se aumentaría la dosis de 4 a 6 gotas y así sucesivamente hasta encontrar la dosis con la que se sienta cómodo. Una vez encontrada la dosis adecuada, manténgala, no se trata de aumentar la dosis constantemente, sino de encontrar la dosis ideal ya que una demasiado baja o alta es menos efectivo.

Para dolores crónicos, inflamaciones, enfermedades autoinmunes, enfermedad de Lyme, trastorno de ansiedad moderada, autismo, depresión, fibromialgia, esclerosis múltiple, enfermedad de Crohn y síndrome del intestino irritable o artritis reumatoide se puede comenzar con 7 gotas para una concentración del 5% o 3 gotas 3 veces al día con una concentración del 10/15% durante la primera semana y, si lo considera necesario, la segunda semana aumentar de la misma manera que para las anteriores dolencias siguiendo el método escalonado hasta encontrar la dosis adecuada.

Para el cáncer, epilepsia y enfermedades hepáticas se recomienda comenzar con concentraciones del 15% o superior, siguiendo el método escalonado anteriormente descrito, pero con una dosis inicial de 17 gotas la primera semana.

Es importante recordar que no existe una dosis única cuando se trata de CBD. Los productos de CBD no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedades, por lo que siempre es útil consultar a su médico para tomar la cantidad correcta que proporcione los efectos deseados.

Los productos a base de cannabidiol son, por regla general, naturales y sin contraindicaciones, sin embargo, cuando se toman grandes cantidades de aceite de CBD, puede causar somnolencia (que puede resultar positivo en casos de insomnio), ligera disminución de la presión arterial y mareos, lo cual no daña nuestra salud y es bastante raro que se manifiesten.

El consumo de aceite de CBD es una buena opción para remediar ciertas patologías de forma natural, legal y sin efectos secundarios. 

Comentarios (0)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Solo para mayores de 18 años. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.